sábado, 19 de abril de 2014

Toros contra ingleses

En 1655 una flota de 38 navíos y 3000 soldados ingleses tenían como misión atacar la ciudad de Santo Domingo (actual República Dominicana) para lograr conquistar la isla de La Española y establecer una colonia inglesa en pleno Caribe que diera facilidad a continuar la expansión desde ella.

Mapa (Geacron.com) del Caribe en 1655,
aún con Jamaica en poder español.
Pero los españoles mostraron la resistencia suficiente para rechazar sus ataques. Los ingleses lo intentaron nuevamente días más tarde pero la lejanía de la ciudad de la costa no hacía muy útil la artillería de a bordo y, finalmente, se retiraron.

Pero para no llegar a Inglaterra con las manos vacías fijaron un nuevo objetivo en la isla española de Santiago, que no era otra que la actual Jamaica, antes de que los ingleses le cambiaran el nombre. La isla cayó en manos inglesas tras la poca resistencia que la escasa población pudo ofrecer.

Pero no fue la primera vez que los británicos intentaban hacerse con Jamaica. En 1600 sucedió una extraña batalla. Una flota inglesa comandada por Christopher Newport (formado por el corsario Francis Drake) se dirigió hasta la ciudad Nuestra Villa de la Santísima Señora de la Vega (actual Spanish Town, capital de Jamaica hasta el siglo XIX).

La ciudad estaba defendida por dos centenares de españoles, que se enfrentaban a 1500 ingleses. Estos últimos, seguros de su victoria (al igual que en Cartagena de Indias), enviaron a un emisario con bandera blanca que se presentó en la playa con un mensaje/amenaza para los defensores. Debían rendir la plaza o los matarían a todos.

Los españoles se aprovecharon del regular español del mensajero para "hacerse los locos", retrasar el ataque y seguir preparando las defensas de la ciudad.

Los ingleses se percataron de la estrategia española y desembarcaron decididos a tomar la ciudad, pero se toparon con un enorme alboroto. Una estampida de toros y vacas con los cuernos ardiendo, que mantenían escondidos en trincheras, dirigiéndose directamente hacia sus posiciones. A la vez que recibían fuego de artillería.

Los defensores ataron antorchas a toda cabeza de ganado que encontraron en la isla y les prendieron fuego, provocando la locura y desesperación de los animales, que fueron empujados contra las filas inglesas.

La estampida se contagió a los soldados ingleses que, desconcertados y temerosos, dieron media vuelta e intentaron huir del lugar, echándose sobre sus hermanos de armas, lo que provocó numerosos aplastamientos que se cobraron la vida de media centena de soldados británicos.

La fuerza inglesa desistió de la conquista y volvió a embarcar.

Fuentes: Fidescu y ABC

9 comentarios:

  1. Es lo que pasa cuando el pueblo español trabaja unido y por su cuenta.¡lástima que en Gibraltar no hubiese toros cuando el almirante inglés George Rooke diera la orden de arriar la bandera del archiduque Carlos de Austria pretendiente al trono español e izar la inglesa! España sólo pierde cuando el pueblo está dividido. En eso seguimos estando ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, un claro ejemplo de lo que se puede conseguir unidos, no me cansaré de repetirlo.

      El mundo avanza hacia una sociedad cada vez más unida, pero sigue habiendo quien insiste en que nos dividamos cada vez más.

      Eliminar
  2. Bernardo de Gálvez19 de abril de 2014, 16:24

    Esa táctica la utilizó Aníbal por primera vez, cuando se vio rodeado por las legiones al mando de Fabio Máximo. Fue en la batalla del Ager Falernus:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_del_Ager_Falernus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante aportación Bernardo, muchas gracias.

      Eliminar
  3. Grande de verdad. No había oído nada de esta historia, gracias por descubrirmela. ¿sera este el origen d los toros embolados???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he pensado en eso... aunque es una crueldad, pero en el caso de la batalla estaba justificado, salvaron muchas vidas. Y mantuvieron el poder sobre la isla.

      Eliminar
  4. Si en España se volviera a estudiar la verdadera historia, muchas cosas cambiarían. Pero a la vista está que sin unión, no hay fuerza.
    Feliz Domingo de Resurrección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya cada uno estudia lo que le interesa...

      Tan fácil sería que se filtren ciertos contenidos que son inciertos, absurdos, imprecisos o politizados..

      Eliminar
  5. je,je...s.fermin caribeño!; respecto a lo de gibraltar, segun tengo sabido, q la tropa q defendia la plaza era escasa y en su mayoria viejos, pero tampoco ahora estoy del todo seguro; saludos

    ResponderEliminar

¡COMENTA! Dale vida a la bitácora.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...